Vaya por delante que se trata solo de unos días,pero ya son unos cuantos seguidos, en los que España se tiñe de verde. Pero, ¿qué dice este loco?, se preguntarán ustedes queridos lectores. Pues sí España se tiñe de verde porque su mix eléctrico durante estos últimos días se ha situado por encima del 80% libre de emisiones, con puntas que alcanzaron el 88% durante este martes gracias a la producción de energías renovables y nuclear.

Eso ha hecho que en el mapa de la aplicación ElectricityMap, España estuviera de color verde prácticamente desde el pasado sábado hasta ahora. Ha tenido momentos en los que las renovables generaban el 68% del mix que sumado al 20% de la nuclear alcanzaba ese 88% libre de emisiones. En ese momento, las emisiones del mix español se situaban en los 88 gramos CO2/kWh y se convertía en el país más verde de la Unión Europea si no se tienen en cuenta a Francia (cubre casi todo con nuclear), Suecia e Islandia.

Estos datos solo se consiguen en estos momentos en los que la energía eólica ha llegado a puntas de 60% de demanda durante el fin de semana. Lo que sucede es que con estos episodios, al final, el operador del sistema, manda reducir potencia a las nucleares como ha sucedido este domingo y deja en funcionamiento algo de carbón y de ciclos para dar respuesta a la demanda.

Si se suman energía eólica, hidráulica y solar cada vez más veremos episodios de estos en los que España se tiñe de verde. Tanto la eólica como la fotovoltaica irán aumentando su capacidad cada mes y por tanto generarán más. Dentro de unos días, por ejemplo, la fotovoltaica batirá todos los récords cuando cambie la hora y haya una hora más de sol. Y así, poco a poco, y mientras se van apagando también las centrales térmicas de carbón hacia mediados de año, el mix de generación será cada vez más limpio.

Con esta producción de renovables, más la nuclear y su veintitantos por ciento asegurado de energía limpia, España se convierte en un claro ejemplo de lo que debe ser la transición energética. Sí, como lo leen. España un ejemplo. Y no Alemania, o Australia como nos quieren hacer ver. Sus mix son mucho más contaminantes. Podrán tener mucha renovable, pero siguen siendo marrón porque tienen funcionando muchas centrales térmicas de carbón. Por ejemplo, si Alemania no hubiese apagado sus nucleares, estaríamos hablando de la verde Alemania sin problemas, pero prefirieron el carbón. En el caso australiano la cosa es peor, porque ellos en algunas zonas son negros.

España, sin embargo, a pesar de los pesares, está trabajando muy bien en la descarbonización de su mix. En 2019, el sistema eléctrico ha arrojado un total de 49,6 millones de toneladas equivalentes de CO2, un dato que no tiene precedentes, según REE. Siempre han estado por encima de los 50 millones. Para encontrar el anterior año de menos emisiones del sistema eléctrico hay que irse hasta 2016 cuando se emitieron 63,1 MTCO2e, es decir, 13,5 MTCO2e más que en este 2019.

Durante el año pasado, la generación de energía eléctrica libre de emisiones de CO2 en España representó el 59,6% de la generación total, según datos de Red Eléctrica. Por eso es llamativo que estos días se roce el 90%.

Estos datos son para felicitarse, pero no está el camino del todo recorrido, falta mucho aún para conseguir descarbonizar el mix eléctrico español. El objetivo es 2050, pero si se continúa así previsiblemente veamos antes episodios muy cercanos al 100% libre de emisiones.

Fuente: https://elperiodicodelaenergia.com/espana-se-tine-de-verde-y-se-convierte-en-un-ejemplo-de-transicion-energetica/